TODO es Posible para Dios… ¿Y Para ti? – Reflexión de Fin de Año

Hoy marca el final del año 2021.

El otro día estaba en un almacén de ropa y vio unas zandalias de casa… La zandalia de un pie decía «Todo es Posible» y la otra decía: «Para Dios».

Me quedé pensando por un buen rato en esta verdad que nosotros la hemos repetido de algunas maneras: Para Dios todo es posible, Nada es imposible para Dios o Todo es Posible para Dios.

No podemos negar que esto es una realidad y que Dios puede hacer lo que quiera y cuando quiera. Nada es difícil para Dios.

Lo que no debes olividar es que tú y yo hemos sido hechas a la imagen de Dios con autoridad, sabiduría y habilidades para llevar a cabo cualquier cosa que nos proponemos. Por esta razón, para ti todas las cosas también son posibles. Si tomas las riendas de lo que quieres lograr los resultados serán verlos hecho una realidad. Lo que te acabo de decir Jesús mismo lo dijo así:

«Para el que cree, todo es posible»
Marcos 9:23 (NVI)

HAY CREENCIAS ERRÓNEAS QUE NO TE DEJAN AVANZAR

Quizá alguna vez has cambiado de opinión respecto a algo que habías creído por mucho tiempo. Lo he hecho. Alguien llegó a tu vida con una nueva perspectiva y te hizo ver que hay otras alternativas o posibilidades. Que eso que habías creído no es totalmente verdad o que hay otra manera de pensar.

Tengo noticias para ti. No todo lo que escuchas desde el púlpito es correcto. No todo lo que la gente dice es verdad. Hay cosas que están en tu mente que no erróneas y que necesitan corregidas.

Si alguien te dijo que tienes que orar y esperar que Dios te diga lo que debes hacer, lo siento, no es cierto. Dios no te creó una marioneta. Ni tampoco eres un objeto sin voluntad, ni inteligencia o sin habilidades. Si sólo dependieras de Dios para lograr lo que quieres, estarías negando lo que la Biblia dice que Dios te ha dado para que triunfes en esta vida.

¿QUÉ ES LO QUE TIENES QUE SABER HOY?

Lo primero que debes saber es que Dios no ha creado robots. Tampoco creó a gente sin voluntad propia que tiene que recibir instrucciones siempre antes de actuar.

Dios te creó con un cerebro, sabiduría y habilidades para llegar a cabo cualquier cosa que te propones. Si fuera de otra manera todos estaríamos sentados en una banca esperando que Dios nos diga cuál es el siguiente paso a dar. ¡La vida NO FUNCIONA ASÍ!

Dios te hizo un hombre o mujer con grandes aptitudes, dones, habilidades y voluntad. Con libertad para conseguir lo que tanto anhelas y quieres en esta vida. Te dio todo lo que necesitas para que triunfes y veas lo que quieres hecho realidad. 2 Pedro 1:3 dice:

«Mediante su divino poder, Dios nos ha dado todo
lo que necesitamos para llevar una vida de rectitud»

Me estoy hablando a mí misma con esto porque por mucho tiempo viví esperando que Dios me dijera qué hacer, cuándo y cómo. Lastimosamente, el tiempo se me pasó esperando instrucciones. No dejes que esto te suceda. Dios te ha capacitado para lograr lo que quieres. Ahora te toca a ti hacer lo que corresponde de tu parte.

LO QUE TUVE QUE HACER PARA LOGRAR LO QUE QUERÍA

Un día, esa creencia errónea que tenía que debía esperar que Dios me dijera qué hacer fue confrontada con esta realidad… Está en mis propias manos conseguir lo que quiero.

Lo comprobé porque ¡consegúi lo que quería! No estoy diciendo que Dios no tuvo nada que ver. Dios ya me había dado lo que yo necesitaba para triunfar en esto que quería. Yo tuve que usarlo, ponerlo a la práctica y… ¡cha ching!

Este año ha sido uno de los más productivos de toda mi vida. En menos de nueve meses establecí un negocio que me trajo más ganancias monetarias, de experiencia y de conocimiento, que las que había tenido en los últimos ¡10 años! Te estoy hablando por experiencia propia.

Dios no me tomó de la mano y me dijo haz esto o aquello. Lo que yo hice fue esto…

Usé mi propia mente y cerebro para decidir lo que iba a hacer y lo puse en marcha.

Usé mi dinero para invertirlo en aprender y buscar soluciones.

Compré lo que necesitaba y busqué la ayuda de otros.

El resultado = ¡Lo logré!

Si sigues este Blog, te contaré más sobre mis logros de este año que termina, en el 2022. Descarga los recursos de abajo así estarás en la lista que recibe mis correos y no te perderás ningún recurso que publico.

UNA NUEVA MANERA DE EMPEZAR EL NUEVO AÑO

Si quieres ver tus sueños, resoluciones, metas y deseos hechos realidad, te propongo que sigas el acrónimo TODO que he creado para el nuevo año que empieza.

Este acrónimo te ayudará a recordar lo que es posible para ti si lo pones en práctica.

Busqué en la Biblia la frase «todo es posible» y encontré algunas citas bíblicas que hablan directamente de actuar y de hacer. No dicen que te sientes a esperar para que las cosas lleguen a ser una realidad en tu vida. ¿Estás lista?

TODO ES POSIBLE PARA MI

T = Todo es posible si uno cree.
Marcos 9:23

O = Obtengo lo que quiero con la fuerza de Cristo que está en mí.
Filipenses 4:13

D = Debo hacer todo lo posible.
1 Corintios 9:22, Efesios 4:3, 1 Tesalonicenses 3:17, 2 Pedro 3:14.

O = Obro, invirtiendo en mí misma, tiempo, dinero y ganas.
1 Corintios 9:22, Tito 2:9, Hebreos 4:11.

¿QUÉ QUIERES LOGRAR EN EL 2022?

Quiero ayudarte a logarlo, por esto te aconsejo que empieces a poner en práctica el acrónimo TODO.

Te ofrezco TRES RECURSOS antes de iniciar el nuevo año:

El primero: Una de las herramientas más poderosas para mantenerte con ánimo, muchas ganas y valentía durante el año, es la Palabra de Dios. Si no la abres y la lees vas a dejar a un lado lo que más importa para tu guía diaria. Allí hay dirección, instrucción y sabiduría para ACTUAR. Descarga GRATIS tu Devocional diario de 22 Días para empezar el nuevo año en su Palabra y con la sabiduría de Dios.

DEVOCIONAL DIARIO DE 22 DÍAS – PRESIONA AQUÍ

El segundo: Descarga GRATIS el acrónimo TODO. Imprímelo y ponlo en un sitio en dónde lo puedas ver durante el nuevo año. Así estarás motivada a HACER lo que te toca para conseguir eso que quieres, y no dejar pasar los días sin hacer nada al respecto.

TODO ES POSIBLE PARA MI – ACRÓNIMO TODO – PRESIONA AQUÍ

El tercero: Empieza el nuevo año con la dirección de Dios. Mi libro Muéstrame el Camino lo escribí cuando descubrí que Dios quería instruírme en muchas áreas de mi vida para triunfar. Este libro está basado en el Salmo 25 y te ayudará a navegar cualquier situación que enfrentes. Presiona abajo…

Muéstrame el Camino – Digital – Ebook – Presiona aquí

Únete a las páginas sociales para que no te pierdas ninguno de los recursos que publicamos.

Facebook

Instagram

Twitter

QUIERO MAS RECURSOS – PRESIONA AQUÍ

QUIERO recibir más artículos como éste – Presiona aquí

A %d blogueros les gusta esto: