Concéntrense en… ~”Todo lo verdadero” ~ Serie Devocional #1

“Concéntrense en…” Es una nueva serie de Devocionales que publicaremos durante siete semanas, todos los Miércoles. Estarán basados en Filipenses 4:8. Para no perderte ninguno de ellos, regístrate GRATIS en el Blog aquí: Subscríbeme

En una película que vi recientemente, una mujer de avanzada edad, hablaba con un grupo de adolescentes y les hizo estas dos preguntas:

 

¿Quieres tomar un riesgo para hacer algo estúpido? O…

¿Quieres tomar un riesgo para hacer algo grande?

 

Me quedé pensando y naturalmente, aunque no soy adolescente, me respondí: “Quiero tomar un riesgo para hacer algo grande”. ¿Y tú?

La Biblia nos presenta desafíos para vivir la vida como Dios la planeó. Sólo cuando la ponemos en práctica es que vamos a ver resultados. ¡Es la promesa de Dios!

No tenemos la Palabra de Dios para pensar que es bonita. Para darle un “Me Gusta” cuando nos gusta el versículo compartido o para leerla cuando tenemos tiempo. Quizá, a veces la estudiamos por medio de un estudio bíblico o en algún momento la memorizamos.

Dios nos la ha dado para que la pongamos a la práctica. Para que funcione en nuestro diario caminar y así nuestras vidas lleguen a ser abundantes. La vida que Jesús nos prometió.

Quizá piensas que soy como un disco rayado.

La Palabra de Dios ha sido mi salvación. Me ha dado nueva vida. Me ha restaurado. Me ha sanado. Me ha dado ánimo y me sigue dando esperanza en los momentos decisivos de mi vida. Por esto, seguiré diciéndote, como disco rayado, ¡La Palabra de Dios funciona!

Dios puso en mi corazón compartirte un desafío que haremos durante las siguientes siete semanas. Vamos a aplicar la Palabra de Dios a nuestro diario caminar cada semana.

Acabamos de leer el libro de Filipenses. Allí encontramos muchos desafíos para vivir la Palabra de Dios en la práctica. Si no leiste los devocionales que hicimos cada semana, ¡hazlo! Como miembro del Proyecto LEMA tienes acceso a todos los devocinales que se relacionan con el “Devocional Diario En Mi Corazón, 365 Días Guardando Su Palabra”. (Adquiérelo aquí).

Te invito a poner en práctica el versículo ocho de Filipenses capítulo cuatro. Publicaremos un devocional cada semana durante las siguientes siete semanas. Tendrás oportunidades de aplicar cada cosa durante toda una semana. Regresa y comparte tus frutos y bendiciones con nosotras. Nos alegraremos contigo.

 

“Y ahora, amados hermanos, una cosa más para terminar. Concéntrense en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza”


Tengo la sospecha que tú contestarías a la pregunta de la mujer de la película de esta manera: “Quiero tomar un riesgo para hacer algo grande”.

Poner en práctica la Palabra de Dios es un riesgo que tomamos con fe. La fe nos dice que la Palabra de Dios es confiable y que si la plantamos en el diario caminar siempre va a dar frutos ¡Es una promesa!

 

“Lo mismo sucede con mi palabra. La envío y siempre produce fruto;
logrará todo lo que yo quiero, y prosperará en todos los lugares
donde yo la envíe” (Isaías 55:11)

 

La primera aplicación de Filipenses 4:8 es ésta: Concéntrense en: “Todo lo verdadero”.

Si me preguntas en que estoy confiando hoy, las palabras que salen de mi boca enseguida serían: “Dios es fiel”. Y si te preguntara a tí ¿Qué dirías? Me encantaría saberlo.

Todas tenemos momentos en que una verdad de Dios está más latente que otras. Por ejemplo: Alguien que se siente abandonada, descuidada por su esposo o hijos, quizá rechazada, necesita saber que Dios la ama. Que Dios la estima y la valora.

La palabra griega que Pablo usó para decirnos que pensemos en lo que es verdadero es la palabra: “alethes”, que significa: verdadero, genuino. El Lexicon Griego del Nuevo Testamento lo define así: “verdad, de una verdad, en realidad, ciertamente”.

Se menciona dieciocho veces en el Nuevo Testamento. Encontré que en dos de esas instancias, se relaciona con la Palabra de Dios. Leamos:

 

“Así que no dejamos de dar gracias a Dios, porque al oír ustedes la palabra de Dios que les predicamos, la aceptaron no como palabra humana, sino como lo que realmente es, palabra de Dios, la cual actúa en ustedes los creyentes” 1 Tesalonicenses 2:13

 

“Pero los que obedecen la palabra de Dios demuestran verdaderamente cuánto lo aman. Así es como sabemos que vivimos en él” 1 Juan 2:5

 

En primer lugar, la palabra de Dios es verdad y está supuesta a actuar y dar frutos en nosotras como leímos arriba.

Como creyentes en Cristo, tú y yo hemos sido llamadas a dejar que la Palabra de Dios se demuestre en nuestras vidas. Que sea una relidad, esto es una verdad viviente. Que la obedezcamos porque sólo así mostramos que somos verdaderamente sus hijas.

No sé si esto te inspira a tomar el riesgo esta semana de ponerla en práctica. A mí sí. Quiero ver la Palabra de Dios activa y eficaz en mi vida.

Te invito a dejar que todo lo verdadero de la Palabra de Dios que conoces en tu vida sea lo que dirija tus pasos hacia la vida que Dios quiere que empieces a gozar desde hoy. Será un riesgo porque no es fácil hacerlo. Tomará fe y determinación. A veces, será difícil aplicarla, pero cuando lo hacemos sabiendo que nuestro Dios cumplirá lo que ha dicho, esto es lo que dará frutos. Tenemos que llenarnos de valentía y valor para hacerlo.

¡Atrévete a tomar riesgos! Planta la Palabra verdadera de Dios en el suelo de tu vida y verás frutos. ¡Está garantizado!

¡Comparte este artículo con otra amiga!

Comparte una idea aquí de cómo podemos poner esto en práctica esta semana.

Subscríte al Blog, Presiona aquí

 

Te invito a ser miembro del Proyecto LEMA. Aquí encontrarás ayuda diaria y práctica para tu caminar con el Señor. Tendrás herramientas que te ayudarán a crecer y a disfrutar de la vida que Dios nos prometió. Sigue este enlace para probar tu membresía GRATIS al Proyecto LEMA descargando este recurso: “Plan de Tres Días Para Vivir Feliz y con Exito”